Percy Cayetano Acuña Vigil

Página organizada por Percy Cayetano Acuña Vigil, está dedicada a temas de información y de discusión del urbanismo, el planeamiento y la arquitectura, enmarcados por mi visión de la filosofía política.

Sugerencias

Comentarios recientes

Se encuentra usted aquí

Reseñas Filosoficas: Claude Levi-Strauss

Levy StraussEn el 2008 escribí una reseña sobre C.L.S conmemorando un siglo de vida de Claude Levi Strauss. Ahora cerca de la fecha de su fallecimiento vuelvo a presentar una reseña complementaria del importante aporte que fue su obra. (Claude Levi-Strauss cumple un siglo de vida).


La fama de Lévi-Strauss comenzó con su libro Tristes trópicos [1] (un mundo en decadencia, 1961). En este y en su influyente libro siguiente, El pensamiento salvaje (1966), expresó su convicción de que, en su potencial, todos los hombres son iguales intelectualmente.

Citando ejemplos, Lévi-Strauss argumenta que las estructuras mentales conceptuales del hombre primitivo, aunque de un orden diferente de las del hombre avanzado, son igualmente ricas, utilitarias, teóricas, complejas y científicas. Sostiene que no hay mente primitiva o mente moderna, pero "mente-como-tal," en la que está bloqueado de manera estructural un modo de pensamiento que pone orden en el caos y permite al hombre desarrollar sistemas sociales que se adapten a sus necesidades.

Postula que las estructuras mentales del hombre y las formas de lograr el orden se derivan tanto de la magia primitiva como de la ciencia occidental, tanto de los mitos primitivos como de la literatura occidental, y tanto como del totemismo primitivo como de la moral y la religión occidental [2].

La tesis de Lévi-Strauss, es que si los científicos sociales pueden entender las estructuras mentales del hombre, entonces se puede construir un estudio del hombre que sea tan científico como las leyes de la gravedad. Si el orden existe en cualquier lugar, dice Lévi-Strauss como un estructuralista, entonces existe en todas partes, incluso en el cerebro.

La búsqueda de Lévi-Strauss del denominador común del pensamiento humano se deriva de la lingüística estructural, una ciencia que tiene por objeto descubrir las posibles relaciones entre los orígenes del lenguaje humano y los orígenes de la cultura. Levi-Strauss va más allá del lenguaje adicionando  conceptos para las actividades de orden social como la música, el arte, los rituales, el mito, la religión, la literatura, la cocina, los tatuajes, los matrimonios mixtos, el sistema de parentesco, y el trueque de bienes y servicios.

Él considera cada uno como otra forma relacionada por la cual una sociedad se auto mantiene. Sostiene que las estructuras mentales del hombre para obtener orden del caos, no importa cuán divergentes sus patrones puedan parecer en las culturas antiguas y nuevas, pueden derivar de un código mental común.


En su trabajo el concepto de estructura quedó definitivamente arraigado gracias a la gramática estructural de Ferdinand Saussurre. La lingüística estructural [3] no se queda en el análisis simple de los componentes de las oraciones, sino que penetra en su estructura profunda y pretende ser capaz de reconocer pautas comunes a todas las lenguas. No se queda en el significado de las palabras, sino que estudia cómo la mente ordena los significantes, que son las unidades mínimas del lenguaje.

Del mismo modo que el lenguaje consta de unidades mínimas que, capa tras capa (como en la geología) se ordenan según una serie de reglas para producir un significado, la cultura, que según Levi-Strauss es comunicación, también se constituye de unidades mínimas que se combinan según ciertas reglas en unidades mayores que forman un significado. Descomponer la cultura en sus unidades básicas y comprender las reglas mediante las cuales se combinan es entender el significado de la cultura. En resumidas cuentas este es el método estructural.

Levi-Strauss señala que la mente humana organiza el conocimiento en polos binarios y antagónicos que se organizan de acuerdo con la lógica. Tanto la ciencia como el mito, como explicaciones del mundo, estarían estructurados por pares de opuestos relacionados lógicamente y por tanto compartirían la misma estructura, solamente que aplicada a diferentes cosas.

Para Claude Levi-Strauss, las reglas por las que las unidades de la cultura se combinan no son producto de la invención humana, sino que siguen las pautas que se encuentran en el cerebro humano. Expresado en términos más actuales, las pautas de la cultura serían genéticas. Por lo tanto, en el paso del ser humano de animal natural a animal cultural el ser humano sigue unas leyes ya determinadas por su estructura biológica. Por eso el ser humano no sería la especie privilegiada que creemos que es, sino una especia más que pasará y que solamente dejará algunas trazas de su actividad cuando se extinga.

Entre las obras más destacadas de Claude Levi-Strauss se pueden citar "El Pensamiento Salvaje", "Estructuras elementales de Parentesco", "Raza e Historia", "Antropología Estructural" y "Totemismo". Es imprescindible mencionar "Mythologiques", así como la ya citada "Tristes Trópicos".

El pensamiento de Levi-Strauss influyó y recibió influjo de parte de los movimientos sociales de los años 60. Ofrecía una alternativa a la cultura oficial de Occidente. Cuestionando la supremacía de la cultura occidental y explicando "científicamente" las reglas de la cultura, Levi-Strauss construyó una imagen del ser humano producto de la Segunda Guerra Mundial y de sus secuelas.

La obra de Lévi-Strauss pretende estimular la reflexión y la investigación para romper el misterio de este código. Su popularidad se basa en su creencia de que no hay culturas superiores, que el hombre actúa de acuerdo con una estructura lógica en su cerebro, y que una vez el código de esta estructura lógica pueda ser descubierto, las ciencias humanas pueden ser tan científicas como las ciencias naturales.

Ha sido galardonado con varios doctorados honoris causa de prestigiosas instituciones, y también ha ocupado importantes puestos académicos, incluyendo la Academia Nacional de Ciencias, la Academia Americana y el Instituto de las Artes y las Letras, la Academia Americana de las Artes y las Ciencias y la Sociedad Filosófica Americana.


La obra de Leví-Strauss se considera total por su formación pluridisciplinar, por sus trabajos de campo y sus etnografías de primera calidad; por sus ideas y su capacidad de creación teórica; por su influencia en el pensamiento contemporáneo más allá de la antropología; porque el conjunto de su obra fue tomada por la generación del 68 como una alternativa al pensamiento cristiano y burgués y total por el conjunto de su vida, que sin duda fue apasionante, contradictoria y original.

Su obra ha rebasado las fronteras de la antropología, influyendo profundamente en la filosofía, la sociología, la historia, el estudio de la literatura, la filología, la ciencia política, etc. Sin embargo, con el declinar de la contracultura y el fin de la Guerra Fría, la visión de Levi-Strauss ha ido perdiendo fuerza. También sus teorías antropológicas son cuestionadas, aunque sin duda el análisis estructural es aún importante en cualquier estudio etnográfico.

[1] Levi Strauss, Claude. (1970). Tristes trópicos, BuenosAires,  Eudeba,.
[2] Levi Strauss, Claude. (1987). Myth and Meaning, trad. H. Arrubarrena, Mito y Significado, Madrid, Alianza Editorial, 95pp.
[3] Levi Strauss, Claude. (1968). Antropología Estructural I, Buenos Aires , Eudeba.
__ (1983). Antropología Estructural II, México, Siglo XXI.

Dos entrevista a Claude Levi-Strauss publicadas por A parte Rei

Entre los estructuralistas más destacados se incluyen Claude Lévi-Strauss en antropología, Tzvetan Todorov, AJ Greimas, Gerard Genette, y Barthes.

q.v.  “Literary Theory”, by Vince Brewton, The Internet Encyclopedia of Philosophy,

q.v. Antropología estructural

Cartegoria: