Percy Cayetano Acuña Vigil

Página organizada por Percy Cayetano Acuña Vigil, está dedicada a temas de información y de discusión del urbanismo, el planeamiento y la arquitectura, enmarcados por mi visión de la filosofía política.

Sugerencias

Comentarios recientes

Se encuentra usted aquí

El discurso de Benedicto XVI

RatzingerDurante una visita a su Baviera natal, el 12 de septiembre pasado Benedicto XVI pronunció un discurso en la Universidad de Ratisbona, de la que fue catedrático, en el que condenó la "irracionalidad" de "la difusión de la fe mediante la violencia".

Las declaraciones del Papa, están apoyadas en un diálogo entre el emperador bizantino Manuel II Paleólogo (1350-1425) y un persa recogido en la obra publicada en los años 60 ‘Conversaciones con un musulmán, Séptimo coloquio', del teólogo alemán de origen libanés Theodore Khoury.

Estos son algunos de los fragmentos del discurso:

(...)
"En el séptimo coloquio editado por el profesor Khoury, el emperador toca el tema de la ‘yihad' (...) de manera sorprendentemente brusca se dirige a su interlocutor simplemente con la pregunta central sobre la relación entre religión y violencia, en general, diciendo: ‘Muéstrame también aquello que Mahoma ha traído de nuevo, y encontrarás solamente cosas malvadas e inhumanas, como su directiva de difundir por medio de la espada la fe que él predicaba'. El emperador explica así minuciosamente las razones por las cuales la difusión de la fe mediante la violencia es algo irracional. La violencia está en contraste con la naturaleza de Dios y la naturaleza del alma. ‘Dios no goza con la sangre; no actuar según la razón es contrario a la naturaleza de Dios. La fe es fruto del alma, no del cuerpo. Por lo tanto, quien quiere llevar a otra persona a la fe necesita la capacidad de hablar bien y de razonar correctamente, y no recurrir a la violencia ni a las amenazas... Para convencer a un alma razonable no hay que recurrir a los músculos ni a instrumentos para golpear ni de ningún otro medio con el que se pueda amenazar a una persona de muerte...'"

(...)

"La afirmación decisiva en esta argumentación contra la conversión mediante la violencia es: no actuar según la razón es contrario a la naturaleza de Dios. El editor Theodore Khoury, comenta que para el emperador, como buen bizantino educado en la filosofía griega, esta afirmación es evidente. Para la doctrina musulmana, en cambio, Dios es absolutamente trascendente. Su voluntad no está ligada a ninguna de nuestras categorías, incluso a la de la racionalidad. En este contexto, Khoury cita una obra del conocido islamista francés R. Arnaldez, quien revela que Ibh Hazn llega a decir que Dios no estaría condicionado ni siquiera por su misma palabra y que nada lo obligaría a revelarnos la verdad. Si fuese su voluntad, el hombre debería practicar incluso la idolatría".

(...)

"Mi intención no es el reduccionismo o la crítica negativa, sino ampliar nuestro concepto de razón y su aplicación (...) Sólo lo lograremos si la razón y la fe avanzan juntas de un modo nuevo, si superamos la limitación impuesta por la razón misma a lo que es empíricamente verificable, y si una vez más generamos nuevos horizontes (...) Sólo así podemos lograr ese diálogo genuino de culturas y religiones que necesitamos con urgencia hoy. En el mundo occidental se sostiene ampliamente que sólo la razón positivista y las formas de la filosofía basadas en ella son universalmente válidas. Incluso las culturas profundamente religiosas ven esta exclusión de lo divino de la universalidad de la razón como un ataque a sus más profundas convicciones. Una razón que es sorda a lo divino y que relega la religión al espectro de las subculturas es incapaz de entrar al diálogo con las culturas (...) En el diálogo de las culturas invitamos a nuestros interlocutores a encontrar este gran ‘logos', esta amplitud de la razón".

Interpretación del discurso:

Según el Vaticano Benedicto XVI no criticó al Islam, sino la violencia terrorista.

El Vaticano intervino explicando que el análisis teológico del Papa no tendía a criticar la religión musulmana sino únicamente la violencia terrorista. Lo que se observa es que el mundo musulmán había recibido información mal interpretada de Benedicto XVI sobre el Islam.

Del comunicado se concluye que el discurso no tenía en absoluto la intención de hacer un estudio en profundidad sobre la yihad ni sobre el pensamiento musulmán, y aún menos ofender la sensibilidad de los creyentes musulmanes. En el discurso se rechaza en forma clara toda motivación religiosa de la violencia.

Se afirmo el deseo de querer cultivar una actitud de respeto y de diálogo hacia las otras religiones y culturas, y evidentemente hacia el Islam", y se pidió a "los amigos musulmanes de buena voluntad" que lean "por entero" el discurso del Papa antes de pronunciarse.

El texto aborda el tema de la fe y la razón y fue pronunciado el martes por el Papa, renombrado teólogo, en la universidad de Ratisbona ante un grupo de académicos.

Del Islam habló en unos pocos apartes, al referirse a los interrogantes que un emperador cristiano bizantino del siglo XIV enumeraba a un sabio musulmán persa sobre la yihad (la guerra santa), la violencia y la libertad religiosa.

"El gran profesor Joseph Ratzinger dio una lección doctoral sobre la relación entre fe y razón", comentó Poupard. Hablando del profeta Mahoma y de los versículos del Corán, Benedicto XVI trato de un tabú", escribió este viernes el sociólogo italiano Renzo Guolo. "Las religiones pueden hablar entre ellas de ética, paz, familia o secularización, pero no de los textos sagrados del otro, porque ello provoca una inmediata reacción al tocar la propia identidad", comentó.

Según el intelectual de origen egipcio Magdi Allam, vice director del diario Il Corriere della Sera, el Papa citó "verdades históricas" cuando se refirió a la yihad.

Percy Acuña
16.10.06

El texto completo de la traducción del discurso del Papa puede ser leído en la página web de ACI Prensa

Categoria: