Percy Cayetano Acuña Vigil

Página organizada por Percy Cayetano Acuña Vigil, está dedicada a temas de información y de discusión del urbanismo, el planeamiento y la arquitectura, enmarcados por mi visión de la filosofía política.

Sugerencias

Comentarios recientes

Se encuentra usted aquí

Una nueva ciudad en China.

El proyecto de una nueva ciudad en China.

Un proyecto emblemático es el de Dongtan, una ciudad emplazada al norte de Shanghai, China, de 8.400 hectáreas, totalmente sustentable.

El proyecto consiste en una ciudad que funciona con industrias, casas, transporte público y privado, que utilizan energía renovable. Será una ciudad completamente ecológica que se empezará a construir a fines de año. En el 2010 estarán las primeras personas viviendo ahí y para 2050 ya habrá 500 mil personas instaladas”.

Si al momento de la construcción de Brasilia, a mediados del siglo XX, los dogmas del movimiento moderno gobernaban las decisiones y operaciones que daban forma a dicho proyecto, parece ser que hoy las nociones de sustentabilidad son las únicas que pueden dirigir y hacer posible el desarrollo de estos mega proyectos, y hacerlos viables económica y socialmente en el contexto global de crisis energética. Estas experiencias muestran que temas como el medio ambiente, el transporte y la infraestructura pueden impactar mucho más en la calidad de vida de la gente que el diseño específico de un edificio o una habitación”.

Los conceptos de economía urbana, planificación y sustentabilidad en un contexto de diseño urbano son claves en estos proyectos. La idea de que los edificios se encarecen al introducir los conceptos de eficiencia energética, si bien es cierta, es contrarestada con datos económicos sólidos en distintos casos. Como el proyecto genera impactos medioambientales menores se puede aumentar la cantidad total de metros cuadrados construidos en un % respecto de la aprobación municipal original. Por lo tanto puede vivir más gente.

Ahora bien, toda esta parece una realidad demasiado primer-mundista para aplicarla en un país dónde los problemas de sustentabilidad se encuentran recién entrando en la agenda y en la discusión ciudadana. Sin embargo, actualmente en América Latina se aplican algunos de estos conceptos en proyectos inmobiliarios con la participación de diversos actores inmobiliarios. Esto pone en evidencia que los problemas de la crisis energética no se limitan al primer mundo, aunque estos parezcan ser los únicos que tengan el capital para solucionarlos.

El caso: Proyectar una pequeña ciudad en las cercanías de Shanghai.  La ciudad de Dongtan, China.[1]

El lugar correspondía a una zona subdesarrollada de la ribera del rió Yangtze. El proyecto fue encargado a la empresa Arup. Con este proyecto Arup está desarrollando una aproximación completamente radical frente al diseño urbano. Esta consta básicamente en un modo que podría ser aplicado no solo en China sino, en todas las ciudades en desarrollo del mundo, donde se busca que las ciudades vayan adoptando una condición cada vez más sustentable en la medida que crecen. Esto en función de la eficiencia de recursos energéticos.

El contexto en China es el de una nación con un boom industrial insólito y con serios problemas de emisiones de CO2. La calidad de vida se ve seriamente amenazada por los altos índices de contaminación de sus ciudades industrializadas. Lo que se propone con el proyecto de Dongtan, es que los esfuerzos no estén en la forma de los edificios, sino precisamente en las variables que hagan que esta forma sea eficiente en términos energéticos.

El proyecto sin duda se presentaba bastante arriesgado, por un lado un Cliente que representa dos facetas. Por un lado, buscando una imagen fresca y moderna, por otro lado una manera de sociabilizar y llevar adelante políticas publicas amparadas en el régimen de Beijing. Esto hacia dudar sobre el real compromiso que tenía el cliente en llevar adelante cambios importantes. Pese a lo anterior, Dongtan se presentaba como una gran oportunidad de demostrar no solo a China, sino también al mundo, que el crecimiento podía ser de una manera distinta.

La situación a la que se enfrentarían, siendo la localización de Dongtan, un área alejada de la ciudad, de propiedad del SIIC, un cliente público-privado, a diferencia del Estado Chino que es propietario del 80% del suelo de la nación. De igual manera, el cliente SIIC no tenía claro en un principio la visión del proyecto, por lo que se vislumbró esta oportunidad para desarrollar un gran proyecto urbano tal como Arup estaba buscando.

 

Dongtan, en la periferia de Shanghai.

Arup es una de las consultoras de ingeniería y Arquitectura más importantes del mundo. Está presente en la gran mayoría de los proyectos notables e influyentes de la sociedad contemporánea. Mientras los grandes Arquitectos hacen la piel de los grandes edificios, Arup se dedica a hacer el sustento interno, la esencia de todo aquello que permite la funcionalidad. Para el proyecto de Dongtan, Arup comenzó a desarrollar un gran plan, para lo cual comenzaron a reunir un destacado equipo de trabajo,

Proponiendo una nueva ciudad /

La primera gran decisión fue cambiar la idea original, desde un Condominio de escasa población, hacia una Ciudad densa. El problema era pensar, cuanto más grande debía ser esta ciudad. El modelo de densidad que estaban buscando, luego de extensos estudios, se acercaba a los 50 hab por acre, algo así como 125 hab/há, similar a ciudades como Copenhagen y Estocolmo. En esta densidad es posible encontrar un equilibrio entre población y uso eficiente de los recursos, modelo que se alejaba de las altas densidades de Singapur o Hong Kong.

Luego debían definir qué altura tendría esta nueva ciudad, la cual estuvo dada por la calidad de los suelos de Dongtan, permitiendo construir edificios de 8 pisos evitando gastos excesivos en refuerzos de cimientos en las fundaciones. Luego se realizó una cabida posible de población en estos edificios y el número superaba en 10 veces la propuesta original, llegando a 500 mil habitantes en su máxima cabida, dejando al mismo tiempo un 65% del suelo libre, donde la ciudad crecería a lo largo del sistema de transporte público.

Por la condición de borde costero, junto con problemas de niveles y crecidas del mar, una consultora previa había planteado ubicar la ciudad alejada del agua, cosa que se propuso reevaluar a la luz de proyectos que aprovecharan la condición de waterfront, manejando las crecidas con un sistema de ríos, canales, lagunas y lagos, con áreas de drenaje para eventos de inundaciones.

 

Dongtan. En 2010 tendrá 50 mil habitantes. En 2050, 500 mil.

Benditas Cáscaras de Arroz /

Luego vino la necesidad de poner un motor energético que fuera la base del desarrollo de la ciudad. La idea fue que trabajando de manera correcta es posible transformar la basura en kilowatts, los gastos de energía en calor, y los viajes y traslados en rutas caminables en vez de manejables. Para esto comenzaron a trabajar en un “modelo de recursos integrados”. Un sistema de trabajo de múltiples variables que van relacionando las fuentes y los productos, un sistema de prueba y error, que buscaba conectar todas las variables para crear un círculo virtuoso.

El Plan energético que desarrollaron consistía en generar una planta de quema de desechos, que se traduciría en una turbina de vapor de generación eléctrica. La pregunta era entonces ¿qué quemar? Para esto pensaron en el Miscanthus, una especie de hierba plumosa que brota rápido y se quema limpiamente. El problema del Miscanthus es que con éste se sacrificaría gran parte del suelo para uno solo uso. Luego repesaron la fuente y dieron con las cáscaras de arroz.

China produce montañas de cáscaras de arroz y los campesinos no hacen otra cosa que traducirla en desechos. De esta manera, trabajando las cáscaras de arroz Dongtan podría usar sus propios desechos para iluminar la ciudad.

Para ubicar la planta de tratamiento se decidió localizarla al centro de la ciudad, para así capturar el calor y canalizarlo a la toda la ciudad. Con un buen aislamiento y un diseño inteligente la planta podía climatizar cada uno de los edificios de Dongtan pudiendo obtener un 80% de la eficiencia en el proceso de conversión energética. Entre Biomasa, campos de energía eólica, pequeñas pero numerosas contribuciones de células fotovoltaicas y pequeñas turbinas de viento, la ciudad podría obtener el 60% de su energía renovable de aquí al 2010, y un 100% en 20 años.

Hoy el plan energético de Dongtan se ha enriquecido enormemente, aumentando y mejorando las tecnologías de optimización energética. Con esto Dongtan se aleja cada vez más del modelo actual de ciudad, enfocándose más bien en la creación de un ecosistema, un “closed loop.” Es una isla verde que demuestra que es posible desligar el desarrollo económico de los impactos medioambientales”.

Cambiar de un suburbio poco denso al modelo de ciudad de 125 hab. /h.

Propuesta Redonda.

En Octubre de 2005 el equipo de Arup presentó en Shanghai un modelo de la propuesta para la ciudad de Dongtan. Ésta consistía en un desarrollo inicial en base a 3 grandes barrios. Cada uno de los barrios tendría 2 centros, uno en el área central y otro excéntrico en su periferia. De esta manera, en la medida que la ciudad fuera creciendo, los 3 centros periféricos se anexarían construyendo el área metropolitana de Dongtan.

Uno de los temores del equipo de Arup era que el cliente considerara la propuesta demasiada compleja, cosa que redundara en la simplificación del proyecto. Caso opuesto, la reacción del cliente fue de total aceptación e incluso llego a ir aún más lejos, incentivando al equipo a implementar el máximo de energía renovable desde el primer momento, no siendo suficiente el 60% de eficiencia inicial que proponía el equipo.

Para esto, la solución fue acelerar la construcción de la central energética, junto con reducir radicalmente la demanda de energía de los consumidores en el tiempo. A través de una reciente ley China, se permitiría vender los excedentes energéticos producidos en la futura Dongtan, a su vecina Shanghai, hasta que la demanda de población en la nueva ciudad alcanzara el óptimo proyectado. Para reducir la demanda de los usuarios, se localizarían medidores en la fuente del consumo, esto es en cocinas y oficinas, de modo que los usuarios podría medir su propio consumo, y siendo advertidos a través de SMS y e-mails. De esta manera se estaría apuntando a definir un límite razonable de bajo consumo, más económico, con el fin de nivelar la demanda , la cual estaría condicionada a precios más altos en caso de exceder los gastos energéticos.

El SIIC aprobó el proyecto, y a finales de este año 2007 comenzará la construcción de la infraestructura de la ciudad, mientras diversos arquitectos comienzan a proyectar los primeros edificios dentro del ecosistema de Arup. Por su parte, Arup tiene en su agenda otros modelos similares a Dongtan compuestos por pequeños vecindarios en las afueras de Shanghai y Beijing, más otras comunidades verdes en China, además de un proyecto similar en San Petersburgo, Rusia.

Lo que viene

Este año la mayoría de la población mundial vivirá en ciudades. Para el año 2050 se espera que 2/3 de la población mundial sea urbana. “Tokyo, Londres y New-York son ciudades extremadamente interesantes, pero su desarrollo masivo ya ocurrió. Shanghai representa el eje de desarrollo futuro del planeta”. Shanghai está cometiendo hoy en día el 90% de los errores de las ciudades americanas, expansión urbana, construcción de miles de viviendas unifamiliares, reemplazando barrios con mix e integración de usos por zonas aisladas de vivienda, comercio y trabajo, conectado todo a través del uso del automovil. Pese a esto, la solución aún es posible.

 “Shanghai va a crecer, entonces la pregunta es cómo va a crecer. Podemos entonces incluir en el ADN de la ciudad los patrones de crecimiento sustentable, adelantándonos e incluyendo así estas variables en la construcción de nuestras ciudades”.

Un crecimiento enfocado en la eficiencia de recursos.

Más Información en:

Wired Magazine / Pop-ups Cities: China Builds a Bright Green MetropolisDongtan /

Comienzan las ciudades sustentablesDongtan /

Eco-cityARQ / Nueva Ciudad de Dongtan, ARUP

ver mi nota anterior: Urbanismo en China y aquí también

[1] (Previamente publicado en Plataforma Urbana). Texto Original Revista Wired / Pop-Up Cities: China Builds a Bright Green Metropolis.  

Categoria: