Percy Cayetano Acuña Vigil

Página organizada por Percy Cayetano Acuña Vigil, está dedicada a temas de información y de discusión del urbanismo, el planeamiento y la arquitectura, enmarcados por mi visión de la filosofía política.

Sugerencias

Comentarios recientes

Se encuentra usted aquí

Elecciones en Francia: Marine Le Pen

MLP

Marine Le Pen:

El vídeo de campaña que el nacionalista Frente Nacional, el partido de Marine Le Pen, ha hecho para las próximas elecciones generales de Francia del próximo 23 de abril, y el 7 de mayo, en segunda vuelta, ha generado muchas expectativas dentro de la formación de ultraderecha.

El vídeo, centrado en la imagen de Marine Le Pen, huye de excentircidades, y hace hincapié en la esencia de lo francés, obviando Europa. Locutado por la propia Marine, hace referencia a los principales problemas de afectan a Francia y describe a la líder del FN como garante de los derechos de la mujer, porque «es mujer»; del futuro de los franceses, «porque es madre»; de la justicia, «porque es abogada y ejerció el derecho». Con alusiones al integrismo y la seguridad, y un «Sí, quiero poner en orden a Francia», termina con un populista «en nombre del pueblo».

 

 
 

 

Leer más:  ¿Puede un vídeo de campaña darle el triunfo a Le Pen?  http://www.larazon.es/internacional/puede-un-video-de-campana-darle-el-triunfo-a-le-pen-JC14525738?sky=Sky-Febrero-2017#Ttt1EBNtJYsobFCP
Convierte a tus clientes en tus mejores vendedores: http://www.referion.com

Emmanuel Macron

«El graduado» que se casó con la maestra

 

 

El político se adueñó del corazón de su profesora, 20 años mayor que él y con tres hijos, quien dejó a su marido para comenzar una nueva vida

Asunción Serena - París

Emmanuel Macron, presentado por los sondeos como el próximo presidente de Francia a sus 39 años, explicaba el domingo pasado el secreto de su rápida ascensión: «La debo a esa voluntad de no someterme, de amar la libertad, y lo universal, de indignarme, de no aceptar un orden establecido». Y con un cierto pudor revelaba que «cuando nos decían que eso no se hacía, que no era posible, que no era para nosotros, que debíamos respetar las normas, la disciplina, y buscar la felicidad en otro lugar, esos sentimientos son los que me llevaron junto a Brigitte a amarnos, a querer, a construir».

Macron tenía 15 años cuando conoció a Brigitte Trogneux, ella de 34, era profesora de francés en el Liceo La Providence de Amiens. Junto a Brigitte descubrió la pasión por el teatro y no sólo eso: «Las cosas se desarrollaron de forma furtiva y me enamoré», cuenta en su libro «Révolution». Esa pasión llevó a la pareja a reunirse todos los viernes «durante horas» para reescribir una obra de teatro de Eduardo de Filippo. Tras meses de trabajo, decidieron llevarla a escena. «La escritura se convirtió en un pretexto», concluye.

«Me casaré con usted»

Trogneux es la pequeña de seis hermanos. Se casó al finalizar el colegio con un futuro banquero. Tuvieron tres hijos, la segunda de la misma edad que Macron. Mientras que su marido cambiaba de ciudad por razones profesionales, ella le seguía y daba clases en los colegios en los que sus niños estaban escolarizados. En una entrevista a «Paris-Match» Brigitte, hoy convertida en Brigitte Macron, relataba hace unos meses el inicio de la relación: «La escritura nos reunía cada viernes y desencadenó una gran proximidad. Tenía un enorme ascendiente sobre mí». Al observar el acercamiento, la profesora pidió al alumno que fuera a París a seguir sus estudios en el Liceo Henri-IV, uno de los establecimientos más elitistas de Francia: «Me aseguró que volvería. Fue un desgarro, pero no rompimos. Al contrario, pasó a ser algo pasional y con 17 años Emmanuel me dijo: “Haga lo que haga, yo me casaré con usted”».

«Imposible resistirse»

Doce años más tarde, el 20 de octubre de 2007, contraían matrimonio en el Ayuntamiento de Touquet. El amor «arrastró todo a su paso y me condujo al divorcio. Fue imposible resistirse», comenta Trogneux. La pareja se instaló en París. Mientras él terminaba sus estudios de Filosofía y Ciencias Políticas, ella encontró empleo en la enseñanza en el Liceo Saint Louis de Gonzague, conducido por los jesuitas, que ha mantenido hasta ahora. Todo cambió cuando en agosto de 2014 Hollande decidió nombrar ministro de Economía e Industria a su antiguo consejero en el Elíseo. Macron se convirtió en el más joven titular de esta cartera del último medio siglo. Aunque el matrimonio se instaló en el apartamento de funciones del Ministerio, durante los primeros meses Brigitte mantuvo su trabajo en la otra punta de la ciudad, cerca de Trocadero, hasta que en junio de 2015 decidió consagrar todo su tiempo a su marido y su familia.

Desde que Emmanuel creó el partido En Marche! y anunció su candidatura a las presidenciales, su cónyugue le sigue en sus desplazamientos, participa en las reuniones y procura mantener los lazos. La campaña electoral está comenzando a salpicarse con la hiel de los ataques y rumores que lanzan quienes quieren denigrar su imagen. El último es de hace meses, que ya desmintió en su día pero que ha tenido que atajar de nuevo. Como dijo con ironía ante un grupo de militantes: «Si os dicen que llevo una doble vida con Mathieu Gallet o con cualquier otro, es mi holograma que se me ha escapado. No puedo ser yo. Para empezar, es desagradable para Brigitte, pero además, como comparte toda mi vida, se pregunta cómo podría ser».

 

François Fillon

 

 

A 70 días de la primera vuelta de las elecciones presidenciales francesa, nadie se atreve a hacer pronósticos. La debacle inesperada del conservador François Fillon y el ascenso meteórico del independiente Emmanuel Macron dibujan un escenario imprevisible en el que no se puede excluir más sorpresas. Incluso el todavía presidente, el socialista François Hollande, no descarta una eventual victoria de la ultraderechista Marine Le Pen.

Y es que la larga campaña electoral por el Elíseo se ha convertido en un camino plagado de curvas. Para empezar, como en otros países occidentales, se advierte un fuerte desencanto ciudadano con los partidos tradicionales que se han sucedido en el poder durante la V República, inaugurada por el general De Gaulle en 1958. Muestra de ello es que los dos favoritos, Le Pen y Macron, se presentan ante el electorado como dos mesías providenciales que rechazan las tradicionales etiquetas de izquierda y derecha. Mientras, en los desorientados partidos “mainstream”, socialistas (PS) y conservadores (Los Republicanos) se ha asistido en las primarias a un auténtico voto de castigo contra sus figuras más emblemáticas.

La derecha envió a casa al ex presidente Nicolas Sarkozy y al ex primer ministro Alain Juppé, visto hace apenas medio año como el favorito para frustrar las ambiciones presidenciales de la hija de Jean Marie Le Pen. En el campo del PS, los militantes y simpatizantes han optado por el izquierdista Benoît Hamon, un crítico acérrimo de la política económica de Hollande, frente al centrista Manuel Valls.

En definitiva, los franceses están hastiados de ver cómo las mismas personas se suceden durante décadas en las altas instituciones del Estado y prefieren caras nuevas, aunque carezcan de experiencia política (Le Pen) o de programa electoral (Macron). Una suerte de revuelta antiestablishment recorre Francia sin que ni los políticos ni la Prensa entiendan el porqué.

En este contexto, no puede sorprender a nadie que cualquier escándalo o tropiezo hagan saltar por los aires las previsiones más sesudas y provoquen una seísmo en los sondeos. Así ocurrió tras estallar el “Penelopegate”, que salpica a Fillon por emplear para trabajos ficticios a su esposa y dos de sus hijos a cuenta del erario público. En total, la familia Fillon se embolsó un millón de euros por unos trabajos de asistente de los que no existen pruebas.

Además, para dar más emoción a la batalla presidencial, la alargada sombra de Vladimir Putin trata de influir en el proceso electoral para que el próximo inquilino del Elíseo simpatice con Rusia. No por casualidad, el proeuropeo y atlantista Macron y su movimiento En Marcha se han convertido en el blanco de los ataque cibernéticos, así como de “falsas noticias” propagadas por la cadena Russia Today y la agencia Sputnik. Precisamente, la Prensa francesa apunta a medios próximos al Kremlin como los autores del rumor que atribuye al ex ministro de Economía una “doble vida” con el director de Radio France. Entretanto, los candidatos se despiertan cada mañana con sondeos muy ajustados. Uno de Ifop de ayer concedía un 25,5% a Le Pen, un 19,5%a Macron y un 18,5% a Fillon. ¿Quién dijo que la política francesa es aburrida?



Hollande no descarta una victoria de Le Pen ante la debilidad de sus rivales

  • El presidente francés considera que el socialista Benoît Hamon, "no es serio"; Emmanuel Macron "no es sólido" y François Fillon "no puede seguir" por los escándalos

15 de febrero de 2017. 18:19h S.I..  París.

 
Francois Hollande fue el primer presidente en renunciar voluntariamente a un segundo mandato
Reuters

El presidente francés, François Hollande, no descarta una victoria de la líder ultraderechista Marine Le Pen en las presidenciales de su país, ante la debilidad de sus rivales, según reveló hoy un periódico.

Esto es lo que Hollande dijo en privado la semana pasada ante algunos allegados, aseguró el semanario "Le Canard Enchaîné".

Según esta publicación, Hollande considera que el candidato socialista, Benoît Hamon, "no es serio"; el socio-liberal Emmanuel Macron es "no es sólido", y el conservador François Fillon "no puede seguir haciendo campaña" por los escándalos que se le achacan.

En ese contexto, el jefe del Estado socialista no excluye "una victoria de Marine Le Pen", siempre de acuerdo con "Le Canard Enchaîné".

El presidente, el primero que renunció voluntariamente a un segundo mandato en Francia, critica a los miembros de su propio partido que maniobraron para que él no se presentara.

"Tanto despilfarro de energía para impedir que me presente y todo para tener ahora a Le Pen a las puertas del poder", argumentó Hollande.

La publicación señala también que el presidente ordenó a los ministros de su Gobierno responder a todas las medidas proteccionistas y aislacionistas del nuevo presidente de Estados Unidos, Donald Trump, para dañar así la reputación de Le Pen.

"Trump es la referencia de muchos populismos (...) Hay que insistir en las consecuencias que tendría una victoria de Marine Le Pen" en Francia, dijo a sus ministros durante el Consejo de Ministros del pasado día 8.

Les recordó que "la simple idea de que (Le Pen) pueda ganar hace subir los tipos de interés".

Efe

 

 

Categoria: