Percy Cayetano Acuña Vigil

Página organizada por Percy Cayetano Acuña Vigil, está dedicada a temas de información y de discusión del urbanismo, el planeamiento y la arquitectura, enmarcados por mi visión de la filosofía política.

Sugerencias

Comentarios recientes

Se encuentra usted aquí

Qué tesis defiende Amartya Sen

La tesis central de Amartya Sen[1] trata sobre el estado del bienestar de la gente y de cómo enfrentar el hambre. Sostiene que el problema no es cuantitativo sino que este se refiere a los valores en relación a la distribución de los bienes.

Postula que un comercio internacional abierto contribuye al progreso social.

Defiende la economía de mercado y sostiene que la antiglobalización lo que hace es sólo defender otro modo de organización y distribución de recursos para defender privilegios de carácter local. 

En síntesis propone una reforma del sistema capitalista, sin analizar si sus propuestas son compatibles con su lógica. Este es un debate permanente que no es tratado en su libro  Identidad y violencia. La ilusión del destino.

Afirma en relación a la identidad cultural que se debe evitar pensamientos unilaterales y sectarios porque los individuos responden a muchas identidades, y que por lo tanto se debe criticar a la ideología que los sostiene. Plantea que las civilizaciones no existen y que su asociación con la religión es falsa por lo que propone buscar nuevos referentes del individuo, al margen de las identidades religiosas, p.e. políticos, sociales, personales etc.

Sen critica también los planteamientos comunitaristas, que acaban negando la capacidad personal de elegir supeditando al sujeto a su grupo cultural originario, aunque parten del propósito de defender las identidades colectivas. 

 El escritor Vargas Llosa plantea erróneamente que este libro es una defensa del liberalismo, el cual es una tradición histórica muy poco democrática y lo que trata de defender Amartya Sen es justamente la democracia del ciudadano para que tenga libertad de elección y no quede diluido en una comunidad que delega su representación en un líder. Sen critica al multiculturalismo, porque diluye la figura del ciudadano libre en una comunidad cerrada e identitaria.

  

Para Amartya Sen no sirve medir el progreso a partir de los usuales productos brutos internos. La visión debe, necesariamente, ser mucho más completa y, a la vez, humana.

En la visión de Sen, la pobreza es una forma de esclavitud, la incapacidad que tienen los seres humanos para satisfacer sus necesidades, desde las básicas como nutrición, salud y vivienda, hasta las de educación, participación social y desarrollo. Así, para Sen reducir la pobreza tiene que ver con devolverles a los seres humanos su libertad, su propia capacidad de determinación.

 Cuando Sen recibió el Nóbel de Economía, en 1998, solía creerse que las hambrunas derivaban principalmente de la escasez. Sin embargo, él argumenta que existen otros factores, como las posibilidades de acceso a los alimentos y a los puestos de trabajo. De acuerdo con Sen, en países con prensa libre y elecciones regulares no puede haber hambre masiva. Sen identifica otra división, en su opinión tan importante como la que se produce entre izquierda y derecha: la división entre la democracia y autoritarismo[2] 

 

Sen señala que esta es la división fundamental en la actualidad, y explica que algunos de los grandes fracasos del mundo se han producido por la falta de democracia. Pone por ejemplo el caso de China, que ha tenido grandes éxitos en los últimos tiempos respecto a sus objetivos económicos, que posee uno de los comportamientos económicos más logrados y, sin embargo, ha sufrido la mayor hambruna que se conoce en la historia. La causa de la hambruna fue, sin duda, una política equivocada, una política que fracasa, pero que no pudo cambiarse durante tres años porque nadie se atrevía a desafiar al Gobierno.   

Sus análisis de la pobreza también han resultado impactantes y reveladores. Convencido de que la simple medición del Producto Bruto Nacional resultaba insuficiente para determinar los estándares de vida de las poblaciones, colaboró decididamente en la creación del Índice de Desarrollo Humano de las Naciones Unidas, la herramienta más utilizada para la comparación entre países tomando en cuenta tres variables: una vida larga y saludable, educación y un nivel de vida digno.  

La obra de Sen proporciona múltiples ejemplos sobre el caso de su país de origen, India, planteando una riqueza casuística particularmente interesante, generalmente desconocida por los lectores occidentales. Es una crítica a todos los fundamentalismos religiosos o nacionales que se esconden tras esta proclama de la identidad única.

Sen critica la visión unilateral a la que se somete a los seres humanos cuando, en realidad, pertenecemos a muchas colectividades a la vez.

El pensamiento filosófico de Sen convertido en ideología procura aplicarlo a una determinada realidad coyuntural a fin de superarla. Este desenvolvimiento bipolar de Sen señala dos líneas paralelas de reflexión que se fortalecen mutuamente en su vertiente humanista. Sin embargo esta reflexión requiere distinguir las formas específicas de dependencia cultural y las formas de enajenación generadas por esta relación.

 Requiere también hacer un análisis de las formas de cambio histórico y de las ideologías que distorsionan las verdaderas fases de ese cambio. Tampoco se hace un examen de las condiciones históricas de posibilidad de las reformas propuestas ni del carácter de los fenómenos examinados.

En síntesis no hace una crítica de la ideología que es la causante de estos fenómenos y de las realidades examinadas.

Las propuestas de Sen remiten a tener presente los aspectos políticos que posibiliten un pensar lucido de la vida en el sub desarrollo, frente a la anhelada síntesis en razón del reconocimiento a la plena humanidad de todos los hombres y a la apertura a la cultura a que pertenecen.  

  Parecería que la reflexion que se realiza en estos textos trata de no referirse a los aspectos de politica que gravitan sobre todas las propuestas que se hace, y que constituyen su condicionante, pudiendose decir que, a la manera griega,  quien no se mete en política, preocupado tan sólo en lo suyo, es incapaz de ofrecer nada a los demás. 

Ver también:

Amartya Sen, premio nobel de economía: Ricardo Patiño Aroca

              http://www.dlh.lahora.com.ec/paginas/debate/paginas/16debate.htm

La Calidad de Vida, Martha C. Nusbaum y Amartya Sen (compiladores)

Fondo de Cultura Económica, primera reimpresión en español, México D.F., 1998. Título original: The Quality of Life, Oxford University Press, The United Nations University, 1993               http://www.revistapolis.cl/2/monte.pdf

http://www.rebelion.org/noticia.php?id=62222

La razón antes que la identidad: por Amartya Sen

    http://www.letraslibres.com/index.php?art=6574

 



[1] Amartya Sen, 1982 . Pobreza y hambruna: un ensayo sobre el derecho y la privación (Poverty and Famines: An Essay on Entitlements and Deprivation), Oxford, Clarendon Press,

__,  1982. Opción, bienestar y medidas (Choice, Welfare and Measurement), Oxford, Basil Blackwell,

__,  1986.  Economía y derecho de alimentación (Food Economics and Entitlements), Helsinki, Wider Working Paper 1,

__, 1987.  Sobre ética y economía (On Ethics and Economics), Oxford, Basil Blackwell, (edición española: Alianza Editorial,

__,  1999.  Desarrollo como libertad (Development as Freedom), Oxford, Oxford University Press,

__, 2007. Identidad y violencia: la ilusión del destino. Katz Barpal Editores.

 

 
[2] Sin embargo se debe relievar que en la Declaración de Morelia, Filosofía e Independencia, en 1975,  se da cuenta del sentido y significado de los postulados básicos que enfrentan esta situación en sus aspectos básicamente políticos. Además en esta década desde Latino América estas cuestiones fueron planteadas en forma amplia, véase la obra entre otros de: Lebret,  Louis, Joseph. Dinámica concreta del Desarrollo; Perroux, Francois. La economía del siglo XX., BYÉ Maurice.  Las relaciones económicas internacionales., Leopoldo Zea, Francisco Miró Quezada, Enrique Dussel, Theotonio Dos Santos, Osvaldo Sunkel.

 

Categoria: