Percy Cayetano Acuña Vigil

Página organizada por Percy Cayetano Acuña Vigil, está dedicada a temas de información y de discusión del urbanismo, el planeamiento y la arquitectura, enmarcados por mi visión de la filosofía política.

Sugerencias

Comentarios recientes

Se encuentra usted aquí

Las Teorías de la arquitectura

<http://espanol.cri.cn/161/2006/08/22/1@99497.htm >obtenida el 15 Feb 2007 23:48:17 GMT de China radio internacionalPlaza south, China.

La noticia que comentamos refiere que Zeng Peiyan, viceprimer ministro chino afirmo en Beijing que el gobierno chino va a controlar la dimensión de las grandes ciudades y promueve el desarrollo sostenible de las zonas rurales.

Durante el Foro de Alcaldes Chinos 2006, Zeng Peiyan señaló que en recientes años, el ritmo de urbanismo en China es demasiado. Pero tiene su lado ciego.

Así es necesario evitar la expansión a ciegas, la duplicación de proyectos de construcción y el despirfarro de recursos. Zeng Peiyan afirmó que las ciudades tienen que elaborar cientificamente sus planificaciones urbanas y definir sus metas de población y dimensión.

Es preciso dijo, hacer esfuerzos para promover un desarrollo simultáneo de las zonas urbanas y rurales, acelerar la construcción de ciudades economizadoras de recursos naturales y amigables con el medio ambiente. Además, hay que mejorar aún más las condiciones habitacionales en las ciudades y perseverar sus caracteres culturales originales.

Esta noticia me parece útil para recordar que aquí hacemos precisamente todo lo contrario. Es como ya lo señalo en mis escritos, un proceso permanente de olvido de lo principal para darle prioridad a lo accesorio, y a este proceso se une la prensa que actúa como comparsa de este circo neoliberal.

<http://es.wordpress.com/tag/urbanismo/ >obtenida el 20 Feb 2007 04:54:18 GMT.

Otra noticia es el articulo de Rem Kolhaas publicado en Italia en el que señala estamos convirtiendo a nuestras ciudades en Junkspace. Según este articulo el movimiento moderno ha desvastado el planeta.

La ciudad que estamos construyendo aquí en la periferia se parece a los no lugares de Marc Auge, toda ella es un no lugar. Es un buen remedo trágico del primer mundo.

En este espacio social domina el gran hermano de Orwell provisto de cámaras de video y tarjetas de credito…el sujeto pierde privacidad a cambio del acceso al nirvana del crédito. Pero a diferencia de las visiones de Orwell, no hay aquí un dictador, ni una mente oculta que todo lo regula.

El junkspace es un espacio sin autor, sorprendentemente autoritario.Según Kolhaas, la arquitectura vive un período contemplativo en el que hemos perdido nuestra capacidad de participación.

“Lo único que se comparte es el espectáculo, ese juego en el que nadie juega y todos miranLa arquitectura actual se ha concentrado en la fachada, en el vestido. El contenido, poco importa.

"Los edificios son maniquíes". Es decir, los edificios se han convertido en objetos inertes, anodinos, indeterminados, arropados con vestimentas llamativas, en los que lo importante es la envoltura, y no lo que contienen en su interior.

Se puede hablar ahora de edificios percha: tinglados dispuestos para aguantar la fachada. Los interiores sólo sirven de soporte a la piel.

Los nuevos “monumentos” arquitectónicos tienen el terrible atractivo de ser fotogénicos, pero resultan vacuos en su contenido. Su mérito –y también su peligro- radica en su seductora imagen, capaz de eclipsar todo lo demás.

Nos encontramos en un período en el que se reverencia la imagen, en el que se fabrican iconos, símbolos del poder y del progreso que pretenden ser representativos de un entorno, de un territorio o de una ciudad.

Ahora los edificios tienen marca, una especie de impronta que los identifica. Hablamos de un edificio proyectado por Nouvel, Foster o Calatrava, como si se tratase de un BMW o de un Ferrari. No importa si se trata de un hospital, un aeropuerto o una casita; lo verdaderamente importante es la firma que refrenda la obra.

El siguiente dialogo del comentarista español es aleccionador. Reproduce lo que esta presente en la enseñanza de la arquitectura aquí en Lima, y de alguna manera reproduce lo que esta en la presencia de los que están destruyendo todo el hábitat en Lima, se entiende el hábitat de quien puede costear un arquitecto.


- ¿En vuestra ciudad tenéis algún edificio de los arquitectos suizos Herzog & de Meuron? Acaban de hacernos un edificio precioso, forrado con un material rugoso y de color azul.

- Estamos en ello. Dentro de poco inauguramos un museo, que es una monada, ya lo verás.

- Y de Toyo Ito, ¿Tenéis alguno?

- De momento no tenemos nada, pero ya encontraremos algo para que venga.

- ¿Y de este otro arquitecto australiano? Que no es tan conocido pero me han dicho que ganó el Premio Pritzker, ¿Cómo se llama?

- Ah, el Glenn Murccutt.

- Sí, ése, ése.

Una muestra del extravío de la labor de la arquitectura es que la mayoría de los edificios que se publicitan son los proyectos que están en el circuito comercial, pero escasamente son los relacionados con las necesidades básicas y perentorias de la población. Me refiero en particular al tema de la vivienda.

El sector de la vivienda es sin duda el de mayor demanda y construcción, pero paradójicamente es uno de los temas menos difundido y en el que menos se avanza e investiga. La vivienda se ha dejado en manos de los especuladores, que reproducen las tipologías convencionales que ya les son rentables. En realidad la arquitectura se ha banalizado de tal manera que ya forma parte de la cultura Light, de lo ligero y aparente.

Que lejos esta de la alternativa que avizoraba Juan Abugattas cuando reflexionaba en Indagaciones filosóficas sobre nuestro futuro señalando " Cualquier cosa menor a eso es un mero juego, un pasatiempo o, mejor, un pierde tiempo, pues como tenemos dicho, aquí estamos frente a plazos perentorios y exigencias inmediatas".

La otra noticia viene de Madrid y ella dice que los ciudadanos podrán acceder a través de Internet a los planes urbanísticos que se desarrollen en sus municipios en el plazo de un año gracias al acuerdo firmado ayer por el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio y la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), por el que se pretende potenciar la ‘transparencia’ en la gestión pública en el sector, según informó el Ministerio.

En virtud del convenio firmado se realizará un estudio para analizar las actuales necesidades de los ayuntamientos a la hora de implantar una herramienta SIG (Sistema de Información Geográfica) para poner a disposición de los ciudadanos los planes urbanísticos. Asimismo, con este trabajo se detectarán las ‘barreras’ existentes para llevar a cabo este acercamiento, se propondrán medidas para fomentar la implantación efectiva de las TIC en la gestión urbanística municipal y se desarrollará un plan de acción para cada una de estas medidas.

¿Se imaginan esa posibilidad aquí en Lima? Se acabarían los trámites festinados en las comisiones técnicas de Gurús que nadie supervisa. Solo pienso en el caos de lo que son cada una de las playas del sur de Lima. ¿Quien les ha dado licencia? ¿Quien ha controlado su planeamiento? ¿Quien va a responder cuando ocurra un evento tipo Tsunami y encuentre que nada esta preparado?, que ni los arquitectos que diseñan casas de playa, a la moda de Ibiza, ni las comisiones técnicas ni la "autoridad" se preocupan del asunto.

Para no hablar de la mayoría de la población que sin emplear a arquitectos va a sufrir esta desidia.

Evidentemente esto que ocurre en España arruinaría el negocio aquí en Lima. Negocio que empezó al apropiarse, por los tradicionales grupos de especuladores y agiotistas del sector, de extensas áreas eriazas abiertas al consumo cuando se trazo la nueva carretera panamericana al Sur.

<http://newsweekespanol.com.mx/articulos.php?id_sec=5&id_art=441&id_ejemp... >obtenida el 6 Feb 2007 18:01:07 GMT.

La tercera noticia viene de China y refiere que cuando el arquitecto y diseñador industrial estadounidense, William McDonough, visitó la polvorienta aldea china de Huangbaiyu, los habitantes lo recibieron —junto con su séquito de ejecutivos estadounidenses, pero la visita de McDonough no es simplemente la de otro tipo importante que quiere conocer “la vida común de los chinos”.

El arquitecto es co-presidente —junto con Deng Nan, hija de Deng Xiaoping— del Centro Sinoestadounidense para el Desarrollo Sostenible y tiene proyectado cambiar la vida de Huangbaiyu —de hecho, la vida de todo el país. “Esperamos que nuestros esfuerzos les hagan felices”, anunció a la multitud de curiosos.

Huangbaiyu está por convertirse en un experimento de vida ecológicamente equilibrada y McDonough es el visionario que impulsará el esfuerzo. Junto con un equipo de chinos y estadounidenses, tiene la responsabilidad de convertir la aldea china en un modelo de vida ambientalmente adecuado y para ello, el equipo ha iniciado la construcción de los dos primeros hogares muestra, con la expectativa de terminar 50 más en noviembre, donde se establecerán algunas de las 400 familias de la población. Si todo sale como está planificado, en vez de vivir dispersas como hasta ahora, las familias se mudarán a un centro poblacional dejando cada vez más tierra disponible para la agricultura.

Es todo un reto, pues el equipo de McDonough sólo puede gastar US$3,500 por casa. Para lograrlo están utilizando mano de obra local y materiales biodegradables o completamente reciclables. Para evitar la contaminación que produce el horneado de ladrillos, las paredes están hechas de bloques de tierra comprimida unidos con paja, un producto secundario de la cosecha local de arroz que, de lo contrario, se desperdiciaría.

Las paredes tienen medio metro de espesor, de manera que las casas están bien aisladas y no necesitarán mucha calefacción, aunque los paneles solares de los techos proporcionan electricidad y agua caliente.

“Hacemos todo con nada”, explica McDonough.China tiene mucho en juego con el experimento de Huangbaiyu —igual que el resto del mundo. Beijing ha iniciado una revolución industrial con la esperanza de lograr en unas cuantas décadas lo que las naciones occidentales tardaron uno o dos siglos en realizar.

El proyecto es migrar 400 millones de personas —casi la mitad de su población rural— a centros urbanos para 2030 y, para ello, tendrá que convertir aldeas en ciudades e incluso construir nuevas metrópolis partiendo de la nada. Por supuesto, eso también se traduce en educación, seguridad y políticas económicas que ayuden a las masas a ajustarse a la acelerada transición de sociedad agraria a urbana.

La forma como China lleve a cabo esta transformación tendrá grandes consecuencias en el ambiente del país —y del mundo—, así como en su estabilidad social. Los proyectos de McDonough en la aldea de Huangbaiyu y otras seis importantes ciudades son el experimento más grande de China en cuanto a desarrollo ecológicamente seguro. Si todo sale bien, su estilo de “ecodiseño” podría convertirse en el modelo de nuevo urbanismo chino.

“China ha perdido ya 200 años”, señala Nie Meisheng, presidente de la Asociación China para la Industria de la Vivienda. “Tenemos que acelerar el paso” dijo.

Y aquí que hacemos, ¿Mi viviendas? ¿Mi hogar? Todos sabemos que de este modo no se enfrenta el problema de la vivienda. Esta es otra de las formas en que se legítima la violencia con la habitación. Gianni Vattimo hoy día en San Marcos ha recordado lucidamente la relación metafísica-violencia y la presencia del pensamiento único, de los que siempre tienen la razón.

Cartegoria: