Percy Cayetano Acuña Vigil

Página organizada por Percy Cayetano Acuña Vigil, está dedicada a temas de información y de discusión del urbanismo, el planeamiento y la arquitectura, enmarcados por mi visión de la filosofía política.

Sugerencias

Comentarios recientes

Se encuentra usted aquí

Elecciones en Francia: Primarias de la derecha: Fillon vs Juppé

fill

Noticias internacionales y mis comentarios 27 - 26 noviembre 2016

La derecha francesa vota en masa para elegir su candidato al Elíseo

Fillon es el favorito frente a Juppé con grandes opciones de convertirse en el próximo presidente de la República

París 27 NOV 2016 - 16:34 CET

La derecha francesa se moviliza este domingo en la segunda vuelta de las primarias incluso más que en la primera ronda de hace una semana, cuando la alta participación (4,3 millones de votantes) sorprendió a todo el mundo. Con el liberal y católico François Fillon como favorito, más de 1,2 millones de personas han votado ya mediodía, un 13% más que hace siete días.

Fillon, al que los sondeos apuntan como favorito, vota este domingo en París. POOL (EFE) / QUALITY

Si los sondeos aciertan esta vez, Fillon, de 62 años, diputado por París, vencerá con una gran ventaja sobre el también ex primer ministro Alain Juppé, de 71, alcalde de Burdeos y más cercano al centro. Las encuestas otorgan al primero entre el 56% y el 67% de los votos.

El nerviosismo de Juppé, que ha protagonizado un final de campaña agresivo y hasta insultante, ha quedado claro incluso a la hora de votar esta mañana. Ha denunciado haber sufrido una operación “calumniosa e inmunda”, sobre todo desde el ultraderechista Frente Nacional.

Por el contrario, Fillon se ha limitado a comentar tras depositar su voto que ahora hay que “esperar el veredicto de los electores, que son los que hoy están hablando”.

Quienes acuden a los 10.228 colegios abiertos de 8.00 a 19.00 horas deben pagar dos euros y firmar una carta por la que se comprometen a defender los principios de la derecha y el centro. Nada impide votar a personas de diferente ideología. Los sondeos señalan que el 15% de electores en la primera vuelta eran personas de izquierda que votaron sobre todo para eliminar al aspirante Nicolas Sarkozy, como así ocurrió. Esta vez, incluso algunos exdirigentes del FN han pedido ir a votar a Fillon y algunos de la izquierda, a Juppé.

El ganador de estas primarias tiene muchas opciones de convertirse el próximo junio en el siguiente presidente de Francia, según coinciden todas las encuestas y los analistas. Tendrá que vencer para ello a Marine Le Pen, la candidata del FN a quien todos sitúan en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales.

El ganador de estas primarias tiene muchas opciones de convertirse  en el siguiente presidente de Francia

Con la elección de este domingo, la derecha francesa se lanza de lleno a esa reconquista del Elíseo y, para asegurarla, sus votantes han optado, a juzgar por lo ocurrido en la primera vuelta, por un giro conservador, ortodoxo y católico para afrontar los problemas de una Francia bloqueada por la crisis económica y golpeada por el terror yihadista.

Vuelve la derecha en su versión dura representada por el “retrógrado” Fillon con su “brutal” programa, en palabras de Juppé en la campaña. Es la derecha francesa católica (el 60% de sus votantes lo son), nerviosa por el frenazo económico, asustada por una supuesta crisis de identidad en un país multicultural y en estado de excepción ante el terror. Son los conceptos en los que más ha insistido en su campaña.

Alain Juppé, este domingo, en un colegio electoral de Burdeos. Bob Edme AP

Los programas económicos de Fillon y Juppé son similares, aunque el del primero es más liberal, más thatcheriano, como le han calificado los asesores del segundo. Pero la diferencia mayor reside en el catolicismo militante de Fillon, en su exhibicionismo. Ha reiterado que el aborto, cuya ley lleva en vigor 41 años, “no es un derecho fundamental”, pese a que así figura en la norma ampliada hace dos años, que no prevé cambiar.

Fillon asume que su programa es “más radical”. “Extremadamente tradicionalista”, acusa su rival. El favorito pide un referéndum sobre el reparto europeo de migrantes; los que llegan a Francia, dice, deben “asimilar su herencia” y sus valores. “Es el mejor de nosotros”, dijo el expresidente Jacques Chirac de Juppé. “No es que seas el mejor; eres el único”, cuenta Le Figaro que le ha dicho a Fillon el también expresidente Valéry Giscard D’Estaing. La votación de esta segunda vuelta dirá quién tiene razón.

La derecha francesa se radicaliza para reconquistar el Gobierno de Francia

Fillon y Juppé representan a las dos derechas que conviven en el partido heredero del gaullismo

La derecha francesa se lanza de lleno este domingo a la reconquista del Elíseo pronosticada por todos los sondeos y analistas. Para asegurarla, sus votantes han optado por un giro conservador, ortodoxo y católico para afrontar los problemas de una Francia bloqueada por la crisis económica y golpeada por el terror yihadista. Por eso, a la segunda vuelta de las primarias abiertas para elegir candidato acude como favorito el tradicionalista François Fillon, de 62 años. Le disputa el título el centrista Alain Juppé, de 71 años.

Alain Juppé (centro) visita el mercado de Navidad de Burdeos. efe

 

Vuelve la derecha en su versión dura. El “retrógrado” Fillon con su “brutal” programa, en palabras de Juppé, será elegido candidato si los sondeos aciertan esta vez. Le dan el 56% de apoyo en una derecha francesa católica (el 60% de sus votantes lo son), nerviosa por el frenazo económico, asustada por una supuesta crisis de identidad en un país multicultural y en estado de excepción ante el terror. Son los conceptos en los que más ha insistido en su campaña.

Fillon, ex primer ministro, fue el sorprendente ganador de la primera ronda hace una semana. Las encuestas le habían situado en la cuarta o tercera posición, siempre con Juppé en cabeza seguido del expresidente Nicolas Sarkozy, ahora apartado tras su humillante fracaso. Con el programa “más radical”, como él mismo asume, a Fillon le votaron 1,9 millones de personas (el 44%), 675.000 más que a Juppé (28%). Tras su apabullante victoria inicial, le declararon su apoyo Sarkozy (que logró el 20% de los votos), el presidente de su partido —Los Republicanos— o los líderes conservadores en ambas Cámaras.

MÁS INFORMACIÓN

Los dos finalistas representan a las dos derechas que conviven en el partido heredero del gaullismo. Han sido primeros ministros, llevan toda su vida en política y tenían buena relación. En el terreno económico, sus diferencias son escasas. Los dos quieren una reforma laboral dura, el fin del límite legal de 35 horas laborables a la semana, el retraso de la jubilación a los 65 años (hoy 62) o prescindir de 250.000 funcionarios (Juppé) o 500.000 (Fillon). Como coinciden en dar 50.000 millones a las empresas en rebajas fiscales o en reducir en 100.000 millones el elevado gasto público. Les diferencian el tiempo y las formas porque Fillon, calificado de “thatcheriano” por el círculo de Juppé, lo quiere todo más pronto y con fórmulas más liberales. Por eso exige a los funcionarios “trabajar más por menos dinero”, facilitar los despidos y permitir que, si hay acuerdo en las empresas, se pueda trabajar hasta 48 horas por semana.

Entre el mejor y el único

Pero la diferencia mayor reside en el catolicismo militante de Fillon, en su exhibicionismo. Ha reiterado que el aborto, cuya ley lleva en vigor 41 años, “no es un derecho fundamental”, pese a que así figura en la norma ampliada hace dos años, que no prevé cambiar.

Para Fillon, los migrantes que llegan a Francia deben “asimilar” la herencia francesa y sus valores. En la defensa de la identidad, acusa a los “ideólogos que quieren imponer su visión” al redactar los libros de texto sin referencias a Clodovico, primer rey de la Francia unida en el siglo V o Juana de Arco, la madre de la patria.

Tiene un programa “extremadamente tradicionalista”, dice Juppé. Por eso, añade, le alaban hasta exdirigentes del Frente Nacional. “Si los franceses han elegido mi proyecto contra todo el sistema político-mediático, es porque lo apoyan”, responde el aspirante. “Es el mejor de nosotros”, dijo el expresidente Jacques Chirac de Juppé. “No es que seas el mejor; eres el único”, cuenta Le Figaro que le ha dicho a Fillon el también expresidente Valéry Giscard D’Estaing. La votación de hoy dirá quién tiene razón.

http://internacional.elpais.com/internacional/2016/11/26/actualidad/1480191179_669488.html

Primaria de la derecha: los electores llamados a desempatar a Fillon y Juppé

Con dieciséis  puntos por anticipado de la primera vuelta, François Fillon se ve con las mejores posibilidades(suerte). Los periodistas del "Mundo" siguen este segundo día de voto del primario.

Los electores de la derecha y del centro, que le reservaron el último domingo un plebiscito inesperado a François Fillon (44 %) a costa de Alain Juppé (28,6 %), son llamados a confirmar o no los resultados de la primera vuelta de la primario, el domingo, 27 de noviembre, después de una última semana de campaña(campo).

LE MONDE | 25.11.2016 à 18h14 • Mis à jour le 25.11.2016 à 19h37 | Par Jérémie Baruch

Primaria de la derecha: una tasa de participación muy heterogénea

Más de 4,2 millones de franceses inscritos en las listas electorales fueron a votar a la primera vuelta de la primaria de la derecha. Sin embargo, esta participación fuerte está muy lejos de ser homogénea en todo el territorio.

Les Algériens ne sont pas très satisfaits de la victoire annoncée de François Fillon dans la primaire de la droite.

2017 ? Valls en meurt d’envie

 Aujourd'hui

Todos los ingredientes parecen reunidos para que Manuel Valls se presente en último recurso de una izquierda dividida de gobierno.

Manuel Valls se encuentra en una posición delicada. Hace ya varios meses que echa pestes de la actitud de Emmanuel Macron, que dejó el gobierno para presentarse a la elección presidencial. ¿ Cómo podría él también, entonces, traicionar a François Hollande? No quiere ser Brutus y no sabe que demasiado aunque los traidores sólo raramente han sido perdonado.

Sin embargo, las ganas de ir allá lo pica. Con la eliminación prematura de Nicolas Sarkozy a la primera vuelta de la elección primaria de la derecha, el Presidente perdió a su mejor enemigo. Además, el posicionamiento muy liberal del candidato Fillon podría resucitar a una izquierda hasta entonces moribunda…

Todos los ingredientes parecen pues reunidos para que Manuel Valls se presente en último recurso de una izquierda de gobierno dividida a modo de un rompecabezas, tributario de un jefe que llega a cumbres de impopularidad inéditas a cada nueva encuesta. Prudente, el Primer ministro directamente no se compromete, escogiendo dejar a sus tenientes montar a la almena. Sondea la atmósfera y evalúa sus posibilidades(suerte).

http://www.bvoltaire.fr/gabrielrobin/2017-valls-en-meurt-denvie,296175?mc_cid=8c9cd43984&mc_eid=d4ff9ff02b